domingo, 30 de diciembre de 2007

Respeto


Algo vuela, no se para a mirarme, sigue su curso sin descansar, egoísta sin pensar en mí que me quedo sintiendo en mis pies el calor de esta tierra que me ahoga. Aprieta demasiado la soga, pero no pediré clemencia.


No puedo oírla llorar, haría cualquier cosa por ella, su llanto me hace mirar a un punto fijo y voy perdiendo poco a poco la cordura. Que no llore porque no puedo oírla llorar. Hemos perdido el respeto, tiene razón cuando lo grita a las paredes de esta casa, porque los que están dentro no parecen oírlo.


Como ese payaso triste que tengo en la cabeza desde hace unos días, un proyecto que es una sombra demasiado borrosa.

viernes, 21 de diciembre de 2007

Juego de labios


Labios blancos al principio que esbozan una leve sonrisa diabólica que hace que sepa a la perfección sus intenciones. Barra de labios en sus manos ahora frías, después no. Se extiende el carmín cuidando ese movimiento de curvas en sus labios. Ahora deja escapar el aire que retuvo entonces, mientras el carmín se adosaba a su piel. Carmín rojo sangre, admirado por mis ojos ahora, después no. Pero es ahora, ahora cuando me apetece bailar con esos labios tan rojos, pero ellos quieren empezar y se deslizan por mi espalda dejando un rastro que la cruza entera. Aún no me besa, solo provoca y dudo que al final lo haga, no sería un final adecuado para el juego diabólico que inventó y del que ahora se siente tan orgullosa y feliz de verme sufriendo por un beso.


Barra de labios negra en sus manos ahora frías, después no. Primer plano de labios, repite el movimiento de curvas sin vacilar, ahora con más intensidad, aún con más pasión y el aire que retuvo, ahora es casi un gemido profundo que se pierde en el silencio de esa imagen, la de sus labios ahora negros. Empiezan a hablarme vestidos de negro, me hablan sin pronunciar palabras, pero es fácil entenderlo. Dientes blancos se dejan asomar, mordiendo el labio inferior casi con dulzura pero con fuerza y decisión. Aparece una lengua desde la inmensidad de sus labios y los acaricia como si eso le hubiese costado años de practica, para así llegar a un movimiento perfectamente sensual y armónico que excita a mis sentidos.


Quiero tocarla, quiero ya besarla, pero no puedo, ella dirige el juego. Esta vez desliza sus labios negros entre mis pechos, dejando un rastro que va más allá de mi ombligo. Ahora soy yo la que se hunde en un gemido profundo, que hace que mis mejillas se enciendan vergonzosas, y más tarde una melodía de respiraciones agitadas, manos que se aferran a sábanas de seda desgarradas por mis uñas en un intento de equilibrar mi placer tan intenso, que a veces llega a ser insoportable.


Ahora otra vez sus labios, mezcla de rojo y negro que transpasa el perfil de sus labios ahora fríos, antes no. Se acerca, acerca sus labios tan despacio que creo que no llegará nunca. Mis labios ya se abren, desvelando sin control el deseo de besarla que nació en mi desde el primer momento. Me roza los labios, perfila mis labios con su lengua, nadando entre olas, feliz. Pone sus dedos sobre mis labios, ahora calientes, antes no, y desaparece... desaparece...

martes, 27 de noviembre de 2007

...

Solo una melodía, un cuarto lleno de muebles pero vacío en este momento, oscuro...tiemblo. Y la melodía se repite desde hace ya un buen rato, si dejara de sonar mis oídos morirían de pena. Siento como se herízan los pelos de la nuca, de los brazos, y me afirmo de nuevo que nunca sentí esto, lo afirmo yo y mi cuerpo que se estremece con cada nota, que acompaña a mil imagenes y palabras, bailando con sus lunares, en un baile de perfecta armonía que me deja sin aliento mientras miro la luna con la cabeza hacia abajo, tumbada en mi cama...sintiendo como la sangre fluye caliente por mi cabeza.

Estoy volando, siento que vuelo pero sé que estoy tocando el suelo. Doy saltitos, bailo en la oscuridad, no es locura, sino pura felicidad. Mojo mis labios con saliva pensando en los tuyos, en besarlos, ahora me muero por hacerlo y sería el mejor beso del mundo. Quiero que llegue mañana... quiero que llegue mañana... quiero que llegue mañana...( lo susurro, casi sin pensar)

Nunca encajaron tan bien las piezas de ningún puzzle...me gusta pensar que tengo muchos puzzles por hacer, contigo... con tu mirada profunda, estas tan cerca de tocar mi alma...

Ya es tarde, solo una vez más... quiero escucharla una vez más.

lunes, 26 de noviembre de 2007

¿Comó llamarlo? No sé, no preguntes...

Es extraño, como puedes fundirte con otra persona sin llegar a amarla pero estando a punto, mezcla perfecta de almas que nadie entiende, no sé, pero todos se equivocan, y me hacen gracia...y aunque hable de la mejor actriz que conozco, sé que no está actuando, y eso me encanta.



Algunos lo llaman relación extraña, yo me limito a decir especial, desde el principio fue especial, incluso cuando nos odiábamos fue un odio especial, porque nos mirábamos a la cara, desafiantes, sin demostrar nuestro odio demasiado. Después paso el tiempo, y fue todo más fácil. Me provocaba provocarla, y creo que a veces lo conseguía aunque sabía que nunca pasaría de eso, una simple provocación, pero aun así me gustaba, supongo que a ella también...tengo que mencionar lo del laboratorio de fotografía...como olvidarlo.



Decir "te quiero" me salia solo con ella, eran muchos "te quieros" a la semana, parecían y siguen pareciendo "te quieros" rutinarios, pero no, con ella todos los te quieros salen de dentro, y todos toditos sinceros.



A veces tenía miedo, miedo de sentir que no le daba lo que se merecía, recibo tanto de ella que los bolsillos se me llenan, y no quiero dejar escapar nada, porque cada cosa suya es un tesoro mio, y en solo tres años el tesoro ya es inmenso.



Muchos dirían que estoy locamente enamorada de ella, y yo les digo: Bueno sí, un poquito... Entonces todos se escandalizarían pero ella no, ella me miraría y sonreiría y sabría perfectamente lo que siento. Porque lo que da la magia a esta relacion es que solo ella y yo podemos entenderlo, y eso, nunca nadie lo entenderá...

martes, 20 de noviembre de 2007

Imaginando, así me olvido del mundo...

Hace calor aquí dentro, fuera no para de llover, el suelo mojado, sigue mojado mucho más abajo, estoy segura, está lloviendo mucho...en mi ventana las gotas de lluvia se pelean por llegar las primeras a un suicidio seguro. Me gusta como canta la lluvia al caer, la escucho y se mezcla con esa melodía de piano que no deja de sonar en mi cabeza, suena tan clara y tan cerca que parece que la toca aquí, muy cerquita.

El papel en blanco, un blanco que me ciega y me da miedo por no saber qué escribir, pero él lo tiene claro, el bolígrafo solo quiere hablarme de ti, y escribe sin control a mis manos lo que mi mente le cuenta, deja fluir la tinta roja...rojo...como tú.

Quisiera poner los pies en la tierra, sentirla, mojada bajo mis pies descalzos. Estos días he viajado mucho por lugares mágicos, donde el sol sale si tú quieres que salga, donde las tartas de chocolate están a la orden del día, donde la luna siempre proyecta tu sombra hermosa en un suelo repleto de flores de olores ricos...
Siempre que puedo me escapo allí, a esperar, esperar que aparezca, y lo hace, siempre lo hace. La veo aparecer entre dos matorrales altos que ocultan su pequeño cuerpo de cara sonriente. La miro, la miro en mi mente y aprieto los ojos para verla aún más clara, no me canso de mirarla.Y cuando algo me vuelve a esta realidad, yo vuelvo a cerrar los ojos...y vuelvo a inventar.

Taponando "te quieros" que quieren escaparse de mi boca, a veces es mejor callar y escuchar el silencio, regalar un beso en la nariz, o una sonrisa y sentir...quiero sentir contigo.

domingo, 11 de noviembre de 2007

El pueblo sin ley


Estaba yo este puente haciendo cosas varias, entre ellas beber, fumar, bailar, osease, lo típico que se hace cuando vas a tu pueblo a pasar un buen rato con tus amigos.

Estábamos en una discoteca un poco apartada del pueblo, el exterior tiene un olor repugnante puesto que hay muchas cercas con vacas...


Yo me encontraba dentro, más mal que bien, demasiadas sustancias dentro de mi, así salí a tomar un poco el aire y me encuentro un verdadero espectáculo, un montón de vacas corriendo libremente detrás de la gente, envistiendo a los coches... ¡Qué estaba pasando! ¿Estaba tan borracha que alucinaba? Pues no, unos vándalos con identidad oculta, se dedicaron a abrir las cercas y sacar a las vacas... Podéis imaginar, con la poca seguridad de mi pueblo, la policía buscando vacas... Aunque no creo que abran una investigación para atrapar a los delincuentes. Bueno, fue divertido, mucho mejor que la resaca de hoy...


Ahora que me acuerdo, bueno, no me acuerdo...lagunas mentales, hablaré con cierta persona.

lunes, 5 de noviembre de 2007

Tiempo


Empieza el tiempo...


Tiempo para llegar allí, donde juegan los duendes, porque me llevará mi tiempo. Tiempo, mira el reloj, corre...Tiempo al tiempo, sí, pero no da tiempo... Dame tiempo, solo un poco más de tiempo.

Tiempo para olvidarte y olvidarme, tiempo para perder el tiempo, parar el tiempo... imposible, o tal vez contigo, con ella, con alguien...Ojalá poder poseer el tiempo para poder pararlo.

Tiempo de antes, tiempo de ahora, como pasa el tiempo, y yo aún contando estrellas...

A veces se me escapa el tiempo, se derrite en mis manos y ya no hay tiempo, tengo el tiempo justo para alcanzarte, pero te escapas como el tiempo. Tiempo olvidado que intento olvidar, tiempo que tú ya olvidaste.

Tiempo de silencios, poetas muertos, muertos en tiempos de guerra.


Ya es tiempo de dejar pasar el tiempo...


Tiempo muerto...

martes, 30 de octubre de 2007

No encontré palabras

No decía palabras,
acercaba tan sólo un cuerpo interrogante
porque ignoraba que el deseo es una pregunta
cuya respuesta no existe,
una hoja cuya rama no existe,
un mundo cuyo cielo no existe.

La angustia se abre paso entre los huesos,
remonta por las venas
hasta abrirse en la piel,
surtidores de sueño
hechos carne en interrogación vuelta a las nubes.

Un roce al paso,
una mirada fugaz entre las sobras,
basta para que el cuerpo se abra en dos,
ávido de recibir en sí mismo
otro cuerpo que sueñe;
mitad y mitad, sueño y sueño, carne y carne
iguales en figura, iguales en amor, iguales en deseo.

Aunque sólo sea una esperanza,
porque el deseo es una pregunta
cuya respuesta nadie sabe.

Luis Cernuda.

Hoy no había musas, solo palabras muertas sin sentido que plasmé en un papel y quedaron para siempre guardadas, para todos los ojos censuradas, incluso para los mios otra vez. Hoy la imaginación nubla mi cabeza y aun así poca inspiración para sacar letras...

Recurrir a él, Luis Cernuda, no está nada mal...eso pienso yo.

domingo, 28 de octubre de 2007

Hace poco no, pero ahora lloro

Una ducha caliente, demasiado caliente, acompañada por lágrimas camufladas en el agua. Ya ni llorar me desahoga, pensé que recurrir a las palabras sería lo mejor.

Saturada de sensaciones, emociones, hasta caer al suelo temblando como un niño pequeño. Ahí me encuentro, en posición de defensa, encogida como un feto en el vientre de su madre, y ahora me doy cuenta lo mal que me encuentro. Temor, no sé si sé lo que quiero, temo saberlo y que no sea lo debido, temo hacer daño, temo no saber como poder evitarlo...

Me perdí guardando recuerdos, y ahora...ahora ya no sé. Y los apuntes tirados en la mesa, imposible mantener un orden, concentrarse es casi tan difícil como atravesar el cráter de un volcán del que cuelga un puente en ruinas, apunto de dejarse caer.

Hoy no tengo ganas, y pensar en lo feliz que fui hace poco, pero no recuerdo cuando...tendré que mirar en mi bolsita de recuerdos. Hacia tiempo que no me encontraba tan distante, tan inquieta, tan llena de dudas que solo yo puedo resolver, y que no tengo idea de por donde empezar...

Tal vez no estaría mal descansar...voy a darle un descanso a mis sentidos.

jueves, 25 de octubre de 2007

El rincón del chocolate


Buscando en los cajones algo para saciar mi hambre, me he quedado atónita al descubrir el gran secreto de mi madre...tiene escondido el chocolate!!! No podía creerlo... uno de mis vicios es el chocolate y ella lo tiene escondido en un punto estratégico... Detrás de los botes de guisantes, el maíz, el tomate... hacían de fortaleza para el chocolate, pero yo lo he descubierto, y nadie lo sabe, hasta que mi madre se de cuenta que empieza a faltar chocolate.


¿Por qué está tan rico el chocolate?


Me gusta tanto como su boca... no digo más!

lunes, 22 de octubre de 2007

Demanda de cariño


Piernas, caderas, labios carnosos vestidos de rojo sangre, lineas curvas por las que dar un paseo, ojos llenos de miradas lascivas, cuellos, muchos lunares que provocan besarlos, contarlos con los labios...


Con ellas, incluso con él... Con él no seguro, solo me habla, yo escucho, pero no así, así no quiero...

Ellas, con ellas sí, con ellas lo deseo. Como dice el gran Joaquín Sabina, mi religión un cuerpo de mujer.


Hoy parece que la noche ha llegado más pronto, y con ella el frío y también mis ganas y mi boca reclamando sabores, caricias... Y entonces se apaga lentamente la luz, ya no soy capaz de distinguir colores y solo me queda cerrar los ojos y recordar... besos delincuentes robados en algún baño, algunos que fueron y dejaron de ser, sueños que dejan recuerdos de ficciones inventadas por el subconsciente pervertido... y ahora solo queda amarme, quererme a mi misma.


Necesito un abrazo, a veces siento que me muero de frío...¿alguien quiere salvarme? Ya veo el sol caer, ya quiere venir la noche... y yo aquí, reclamando cariño.

lunes, 15 de octubre de 2007

Esperar no es malo para mi...

¿Y por qué no?

Solo es algo insignificante, significativo...al menos para mi...

Esperar no es cansado, no es cansado si luego aparece, no es cansado si luego su voz roza mi oído y vuelvo a estar tranquila. Esperaría años, hasta siglos, por ver como el humo se escapa de sus labios...

Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio, no lo digas...

miércoles, 10 de octubre de 2007

Acción reacción

A veces mi cuerpo flota de cintura para abajo, lo siento ligero, puedo correr sin cansarme, necesito mover las piernas sin parar, porque cada movimiento lo siento bello, armónico incluso, y mis piernas bailan y no dejan de bailar. En cambio, lo demás pesa, y todo lo soporta la cadera y parte de la mente que lo mantiene firme, aunque está cansado... Pero lo demás, no importa, mis pies bailan, se mueven haciendo formas inesperadas, y alguna que otra vez dan un saltito incontrolable para mi cabeza.

En otras ocasiones pasa lo contrario, y tiendo a tropezar.

Hay cosas que no entiendo...tal vez si las entiendo, pero se me olvidan o las hago yo misma olvidar para no tener que profundizar en el asunto. Por ejemplo,

No entiendo y entiendo porque quiero que esa serpiente venenosa que anda merodeando cerca me muerda y me inyecte un poco de su veneno, pero solo un poquito, lo justo... Creo que un poco de veneno hasta puede llegar a ser saludable, pero... ¿por qué arriesgarme si hace un tiempo estuve apunto de morir?

No entiendo y entiendo porque hoy he rechazado un beso, yo no soy de rechazar besos, ni caricias, ni mimitos, es más, siempre estoy reclamando besos y cariño...pero después de pensarlo, creo que ha sido un movimiento involuntario, porque en realidad me he quedado con las ganas, aunque solo fuese un simple beso.

No entiendo y entiendo que la echo de menos, que necesito verla pero no me obligo a buscarla, prefiero cerrar los ojos y decir que no la encontré.

Podría decir todas las cosas que entiendo y no entiendo y me pasaría toda la noche escribiendo, pero tal vez otro día. Por ahora prefiero no pensar en estas cosas, y si para no pensar...

¡Acción reacción!

A veces creo que solo yo me entiendo... ¿o no me entiendo...?

domingo, 30 de septiembre de 2007

Mi ordenador ha muerto

Hace ya un tiempo mi ordenador enfermo. Yo le cuidaba, le curaba la pupita, pero la enfermedad era fuerte, y cada día iba a peor...

Yo maldecía todo lo sagrado, porque sin mi Pepi, mi ordenador, estoy perdida. Llame al médico, y después de mirarlo y mirarlo, decidió llevárselo, sin muchas esperanzas.

Poco tiempo después murió... y yo quede triste y desolada....

Por esta triste historia no puedo publicar...

sábado, 8 de septiembre de 2007

Y Madrid volvio a llenarse de gente...

Tenia ya ganitas de que todo volviera más o menos a la normalidad...

Desde que mi mamá se fue de vacaciones mi casa esta echa una mierda, temo que algún día salga una anaconda de debajo del sofá, porque sin exagerar mi casa parece una jungla. Las camas han dejado de hacerse por la mañana, las colillas se acumulan en los ceniceros y los platos en el fregadero, la cisterna del baño esta arrancada de cuajo y tenemos que utilizar cubos de agua... Lo sé, es muy triste, echo de menos a mi mamá, sobre todo porque estoy harta de no comer en condiciones.

Estaré algún tiempo sin aztualizar, no tengo Internet, y tampoco me sobra mucho tiempo, si, se que no tengo nada que hacer, que ya acabe el curro y todo, pero siempre me sale algo.

Y Madrid vuelve a estar llena de gente, como lo echaba de menos...

Hasta otra pues...

sábado, 25 de agosto de 2007

Sobre dosis

No, no me meto nada raro. Este tipo de sobre dosis es buena. Tengo las venas encharcadas de una señorita que se hace llamar not exactly.

Y si por casualidad lees esto,¿ sabes lo que pienso de ti ahora? Pues que si por mi fuera estaría todos los días contigo, que no me canso, que si hubieses sido otra persona seguro me acabaría tirando por la ventana, aunque e de confesar que en algunos momentos te hubiese estrangulado... Te quiero muchísimo, y hasta aquí mi breve homenaje hacia ti.

Tengo mono de ti!

Bueno, y cambiando de tema, hada gris acaba de llamarme para decirme que ha visto a mi profe de educación física en Chueca con unas amigas... Confirmadas mis sospechas ahora todo encaja de más, yo no tenía un sobresaliente, como mucho notable...

Tendría que haber estado, jo!!!!

martes, 7 de agosto de 2007

¿Y si...?


Aquí estoy, a la voluntad de ti, de quien quiera que seas. Si quieres conocerme, ven, acercate, yo pondré las reglas. Si quieres descubrirme tendrás que hacerlo ahora, y si no, cruza la puerta roja, la puerta de los asustadizos, aquella que ya cruzaron muchas y muchos, aquellos que no quisieron llegar más lejos.


Acercate y dejame susurrar las normas a tu oído.

No debes hablarme, no puedes preguntar, ni yo contestarte, podría mentirte, a veces es mi mejor arte, pero los ojos no mienten, el cuerpo tampoco, así deberás utilizar las armas que comunican verdades...el lenguaje de la piel, tendrás que saber utilizarlo, y si lo haces bien, pronto mi cuerpo te contestará.


Apaga el interruptor, deja que la luna sea quien proyecte las sombras de nuestros cuerpos.


Pasa tu lengua por mi, escribe versos con ella por todo mi cuerpo. Ahora extiende tus manos por mi cintura, apretando lo justo, lo mínimo, para empezar a sentirme dentro de ti, para que mis labios se despeguen y emitan un pequeño suspiro.


Pero no te confíes, aún no me has conocido. Aún no es lo que quiero.


Si consigues que mi temperatura corporal se dispare, no te cortes en hacer lo que toca. Desliza tus manos desde mis senos, acariciando mi cuerpo como si fuese un castillo de naipes apunto de caer, hasta que se deslicen entre mis piernas y se abran paso como serpientes en el agua. Así conseguirás cerrar mis ojos, y que mis manos apretadas se relajen. Intentaré no gemir demasiado alto, no quiero asustar a las sombras de nuestros cuerpos que bailan en las paredes blanquecinas del cuarto.


Después dejame descubrirte, ¿no es esto mutuo?


Ya esta todo, tal vez no todo, pero lo suficiente.


Espero que hayas pensado que tal vez te engañe, ya te dije que mentir es un arte para mi,


¿qué te parece si antes de todo lo que te he explicado tomamos un café y charlamos un rato?

martes, 31 de julio de 2007

Aquella desconocida

Volvía a adentrarme en los bajos fondos de esta ciudad. Ya no quería andar sobre el asfalto que quemaba y no me dejaba apenas respirar. Así tampoco tendría que esquivar más la mirada del sol para no tener que confesarle que deseaba que llegase el invierno.

La estación estaba desierta, me paseaba de un lado al otro, mientras una lágrima quería salir corriendo de mi ojo.
- Total- pensé- nadie podrá verme llorar...

Así deje que se fuera y muchas otras se precipitaron con envidia siguiendo a esa primera lágrima.

De lejos oí aproximarse el tren y corriendo limpie mis lágrimas y mis ojos quedaron enrojecidos. Entre a un vagón tremendamente sucio y sin un alma que viajara en el. Si no hubiese querido disimular el llanto, no habría importado.

El tren se detuvo en la siguiente estación y supe que debía reconfortarme. Empezó a pasar gente, no mucha, más bien poca, y por último pasó una chica, calculo que tendría unos 16 años. Sus ojos me recordaban al mar, azules, inmensos, llenos de vida... pero estaban tristes, demasiado tristes. Entonces supe que tenía que transmitirle algo, con una mirada, con una sonrisa, como fuera. Estaba despeinada, su vestimenta no era apropiada para una chica de su edad, estoy segura que a ella no le gustaba, era un vestido demasiado ligero, un gran bolso de señora mayor le cubría la corta falda del vestido de entre las piernas. me fije en como actuaba y estaba muerta de miedo. Su piel estaba maltratada, Calculé unas ocho cicatrices entre sus brazos y sus piernas, también alguna en sus cejas. Cada vez que alguien pasaba por su lado, ella se encojía con miedo y miraba al suelo todo el rato. Me pase todo el trayecto buscando su mirada, no sé, pero sabía que sufría y mucho. Quería que tuviese al menos una mirada de cariño, no de lastima, sino de cariño.

No puede conseguir esa mirada, y no quise acercarme por miedo a como reaccionaria o si se encojería como hacía cuando alguien pasaba relativamente cerca de ella. Solo le desee suerte sin decírselo.

Esto pasó ya hace tiempo, y aún recuerdo sus ojos. A veces cuando me pongo triste, pienso en ella, seguro que estaría mil veces peor que yo. Sabrá Dios si la maltrataban o las cosas que la obligarían a hacer.

Solo espero que le vaya bien.

lunes, 23 de julio de 2007

Para ella

A veces recuerda como pasó su vida, entre risas y llantos, describía todo cuidando cada detalle y hasta se sobrecogía cuando algo que recordaba la impactaba en sus propios recuerdos como si le acabara de pasar en ese mismo instante.

Describía los sufridos días de hambre, trabajando en el campo a pleno sol en verano, y con un frío matador en invierno. A veces sufrió desmayos como muchos otros de su cuadrilla. Las enfermedades estaban a la orden del día y solo le quedaba la fe de creer que tal vez un día pudiese descansar en una cama que no estuviese llena de pulgas.

Corrían tiempos difíciles, eso si, para algunos, otros vivían en completa felicidad... suele decir eso cuando se pone a recordar frente al fuego, que le ilumina la cabellera blanca como la nieve, descolorida por el paso del tiempo, y se le encharcan los ojos de lágrimas, detrás de esas gafas que solo la dejan ver bultos borrosos, tal vez porque sus ojos ya están cansados de ver.

Soñar no era suficiente, pero era lo único que les alimentaba y les daba fuerza. Ahora veo sus arrugas que bailan en sombras por las llamas del fuego, su mirada perdida en algún lugar de su pasado... su mirada, cuanto tuvo que ver su mirada, cuantos frutos recogerían sus manos, y cuantas veces llorarían aquellos ojos azules que a mi me dan tanta paz.

Recordaba noches sin dormir planeando un mejor día para mañana, para sobre vivir otro día más, recordaba silencios, palos en el costado pero también recordaba los bailes de parejas junto al fuego en esos escasos ratos libres. Recordaba los chistes y las bromas que robaban sonrisas en esos días de pobreza y tristeza. La fortaleza crecía a cada mal trago y supo salir de aquella trampa que la tenía atada de pies y manos. No quiso correr, lo hizo despacio. Se enamoró y tuvo hijos. Problemas y alegrías a su vez. cinco bocas más que alimentar. Pero supo ir despacio, con calma.

Pasaron los años y con mucho esfuerzo consiguió lo que ahora tiene. Sus hijos, sus nietos, somos su tesoro, el fruto de toda su vida sufriendo y sobreviviendo a cada paso.
Ya no llora, solo si alguien de su familia sufre, pero se pone triste cuando nos ve alejarnos con el coche, veo como contiene el llanto para después, al doblar la esquina, derramar unas cuantas lágrimas, pero muy pocas, ella ya esta tranquila, puede estar tranquila.

jueves, 19 de julio de 2007

Fuck you!!!!


( Puede que todo esto suene fuerte, pero tengo que desahogarme)


Jodete hija de la gran puta, creías que me ibas a hacer bajar la cabeza para que como una esclava recogiera tu mierda, pues no! Jodete grandisima zorra, crees que porque tienes dinero, y eres jefa de unas oficinas y tienes un marido lameculos puedes hacer sentir mal a la gente como yo, crees que tienes el poder para que todos te sigan y te respeten si tu no respetas a nadie la pisoteas como te da la gana... Y me amenazas con echarme? Me harías un gran favor, estreñida, así no tendría que ver tu estúpida cara de gilipollas todos los días, y me adelantarías las vacaciones.


Sabes? seguro que follar te vendría bien, pero a ver quien es el listo que quiera meter la polla en ti, asquerosa y repugnante vejestorio, momia escapada de un museo, repelente bicho inmundo...


Gente como tu no merece que nadie la mire a la cara, tal vez a muchas otras puedas doblegarlas, pero no a mi, no estoy ahí para servirla señora, yo ya cumplo con mi deber, y tampoco voy a tenerla miedo porque me amenace o porque tu quieras hacer de mi una sirvienta más... Se puede meter su trabajo por el culo si hace falta. Pero mira, vete a la mierda, allí estará bien, no se notará la diferencia... No sé como puede existir en este mundo gente como tu, vieja decrépita.


Si se empeña en joderme los días que me quedan, la joderé yo el doble o el triple si hace falta, y no vuelva a hablarme en el tono en que me hablo, o me veré obligada a estamparle una fregona en la cabeza y darla una patada en el culo y mandarla al infierno, luego su marido y yo nos iremos de copas para celebrar no volverla a ver la cara de mal-follada...


FUCK YOU!!!!!


( Ya esta, ya puedo dormir tranquila, ufff que descanso.Buenas noches a todos)


miércoles, 18 de julio de 2007

Una vieja loca (escrito en 5 min)

La gente anda mal de la cabeza, muy muy mal, hasta el punto en que a veces llego a asustarme.
Esta mañana me encontraba yo en mi puesto de trabajo, tranquilamente sin hacer daño a nadie, mirando unos pajaritos como comían migajas de pan, tan contentos ellos, y de repente se ven espantados por una enanita muy fea, bueno, en realidad era una anciana pequeña y fea... Esta mujer, desconocida para mi, me saluda y sabe mi nombre... Sorprendida me sentía y ni siquiera se me paso por la cabeza preguntarle de que me conocía. Me empezó a hablar sobre una religión en la que ella creía, en realidad no sé muy bien el nombre, tampoco quiero saberlo, pero en cuanto empezó a hablame sobre que me alejase del demonio que tenía que ser una chica lista y alejarme del mal, que en un futuro me vería reconpensada, decidí con buena educación interrumpir a la mujer y decirla que no me interesaba... De sus ojos parecía nacer fuego, y me miraba como si le hubiese echo el mayor daño que se puede hacer... Así, empezó a maldecirme señalándome con el dedo, me dijo que me pasarían cosas muy malas por ir por el mal camino, que ya los que dijeron que no lo habían pasado muy mal... Yo simplemente pensé que la mujer estaba loca, y decidí dar media vuelta para no verla, pero me rayó eso de que supiera mi nombre...

Bueno, supongo que la pobre ya no andaba bien de sus cavales, así que no quiero darle mayor importancia...

................................................................................................................................................................

Cambiando de tema, tengo que darle las gracias a ausente por el gran fin de semana que nos hizo pasar en Murcia a mi y a unos amigos... Espero volver por esas tierras a desfasar como el otro día.. Contar el viaje completo seria una buena idea, y me encantaría contarlo, de verdad, pero tengo que irme otra vez a currar, currar es uno de los más grandes motivos por los que no escribo tan amenudo como antes... Y en realidad tengo tantas cosas que contar...

En fin, intentaré sacar tiempo y currarme más los post, porque este deja mucho que desear...

jueves, 12 de julio de 2007

Otro día más

Me duele la cabeza, creo que es porque tengo mucho tiempo para pensar. Son días extraños, salgo temprano a trabajar, me meto en los bajos fondos de esta ciudad para estar media hora en un bajón de gente dormida, apoyada en los sucios cristales, algunos hasta roncan... Salgo a la calle y ando hasta el 170. Allí paso largas horas haciendo nada y todo a la vez. Esperando que el gran reloj que tengo a mi lado derecho me de una pequeña alegría para poder llevar mi pesado cuerpo de vuelta a casa. Como deprisa y siempre me sienta fatal, porque después vuelvo a meterme en los bajos fondos y otra vez a empezar, hasta que el maldito reloj, que parece alargar las horas muchísimo, me da otra pequeña alegría.

Ayer se rompió el esquema de estas semanas. Mi profesora de audiovisuales, esa misma a la que admiro, y que ha confiado en mi para hacer un trabajo sobre el medio ambiente, nos cito a mi y a mis compañeros en un parque. Salí de trabajar y fui hacia allí lo más rápido que me permitieron las piernas. Allí estaba ella, sentí un hormigueo en el estómago cuando la vi. También estaba él, ya le conocía, tan simpático como siempre, me gusta su voz, siempre habla calmado, en un mismo tono. Y también estaban ellos, unos pequeños bichos que correteaban y jugaban al fútbol. Me habían hablado tanto de ellos que parecerá tonto pero conocerlos era uno de mis sueños. Son geniales, son inteligentes, son pequeños y graciosos y me dieron un beso y Tristán hasta se lanzó a darme un abrazo...Fue una tarde genial, me olvide hasta de pensar, solo veía jugar a los enanos y la escuchaba a ella y también a él cuando hablaba, porque en lo de hablar siempre ella le gana...

Ya cayó la tarde, y juntos, todos ellos se despidieron del sol, les dijeron adiós y le pidieron que mañana volviera a darles calor y luz y se marcharon él y ella para darles de cenar a sus pequeños marqueses...

No sé que me pasa últimamente, son días raros, estoy nostálgica y pienso mucho en todo, a veces me pongo triste y no sé porque, otra veces no puedo borrar la sonrisa de mi cara, y otras veces simplemente intento encontrar alguna mirada de consuelo en la gente desconocida, pero nunca miran a los ojos y si lo hacen no consiguen darme lo que quiero.

lunes, 2 de julio de 2007

En resumen...Orgullosa, perdida y trabajadora


El orgullo gay al parecer ha sido un éxito, todos los homosexuales "tocaculos" disfrutaron de las increíbles fiestas organizadas aquí en esta increíble ciudad que es Madrid. Yo sinceramente, no he disfrutado mucho de las fiestas, y no es porque no lo intentase, porque puse mucho empeño, pero si adentrarse en el barrio de Chueca suponía que no llegase nada de oxigeno a tus pulmones, que fueses pisoteado, sobado, empapado de bebidas alcohólicas, con un calor horrible...Sinceramente preferí mi vida, a morir en Chueca como una calcomanía en el asfalto. Mi otra opción no fue muy acertada pero no estuvo del todo mal. Fuimos a casa de Julie a cenar, a una de esas cenas formales, solo que esta vez era muy improvisado todo...En estas cenas, siempre alguien acaba durmiéndose en el esplendido y cómodo sofá, pero esa noche nadie se dormiría, puesto que Julie inicio una interesante conversación filosófica sobre la humanidad con insensata. Las demás allí presentes las miraban asombradas, parecía un debate político, en el que de vez en cuando, a pesar de lo bien que hablaban con palabras super cultas, se les escapaba un: "¡Coño, escuchame!" "Es como si yo te digo Hija de Puta" y algunas palabras malsonantes...

Esa conversación empezó a las 00:30 y acabó a las 3:00 hora en la que todas cansadas quisimos irnos a casa...Ausente, la mágica ausente, con licencia de taxista, quiso llevar a insensata a su casa de a tomar por culo de la civilizacion. Pues en nuestro intento de llegar nos perdimos por miles y miles de carreteras. Yo tenía miedo y ausente e insensata solo tenían ganas de matarme para que dejase de hablar... Estábamos perdidas, no veíamos la salida, yo veía alejarse la ciudad, las luces... Al final logramos llegar a su casa y volver ausente y yo a las nuestras... Cuando mi cabeza poso la almohada para dormir eran las 5:45...Estuvimos casi tres horas dando vueltas de carretera en carretera.

Y hoy he empezado a currar, no ha sido malo del todo en realidad no me puedo quejar, porque para lo que hago... Las suplencias te dejan muchísimo tiempo para leer, estudiar, pero acabas aburrida, y con la puta silla de tablas incada en tu precioso trasero...

En fin, creo que este verano devoraré libros como quien devora galletas, ¿Alguna recomendación?

domingo, 24 de junio de 2007

La noche de San Juan


La noche mágica, en la que puedes pedir algún deseo frente a una hoguera, concentrarte en las llamas y pensar en él. Mi deseo no lo pedí frente a ninguna hoguera, hacía días que reinaba en mi cabeza, no hacía más que pensarlo, volver a besar sus labios, tenerla tan cerca que el aire pudiese ser cortado, jugar con su cuerpo y besar cada deseo que desde hacía semanas me venía atormentando. Esa noche se cumplió, la magia se alzó y no lograba ver las luces, ni podía escuchar la música, solo podía notar el tintineo de mis piernas, que temblaban como flanes, y escuchar esa bella canción de respiraciones agitadas. Cambios de temperatura, de emociones, sensaciones, en algunos momentos me sentí morir pero ella me hacía volver a la vida. Moría y volvía a nacer. Me gustaban sus torturas, como me hacía sufrir para conseguir un beso, lo hacía todo tan interesante que no quería que el juego se acabase nunca, no quería que el reloj marcase la una de la madrugada, hora en la que la pequeña cenicienta debía ser recojída por su carruaje. A esa hora se acabaría el encanto, la luna se pondría triste y mi alma no tendría más remedio que aferrase al recuerdo de su cuerpo entre mis brazos.

Se despidió con un beso, el más dulce que puedo recordar, el que hizo que mis sentidos llorasen porque se marchaba. Ese beso fue el último, así fue acordado por las dos, y después se fue, dejandome atrás, yo la seguí con la mirada hasta que ya no pude verla y mis piernas querían correr tras ella y dar otro último beso, pero apreté los puños hasta clavarme las uñas y no lo hice. Me quedé parada, mirando a la nada. El resto de la noche la pasé bebiendo y recordando cada palabra, cada momento y un lo sigo recordando no quiero olvidarlo...

Ella hizo que esa noche fuese mágica para mi.

lunes, 18 de junio de 2007

Planificando el veranito

Teóricamente el curso terminó, y gracias a los divinos dioses que me protegen, no ha salido demasiado mal.

Otras preocupaciones ocupan ahora la mayor parte de mi cabeza, como la de hacer las entrevistas, las excavaciones, el corto, el papeleo para el trabajo... Será un verano cargadito y bastante interesante. Y lo mejor de todo es que me quedaré sola, algo que debo aprovechar mucho ( según el consejo de mis superiores)

Claro, también tengo un huequecito en la cabeza para pensar en pasármelo bien. Visitaré tierras murcianas, con ausente y unas cuantas locas más, intentaré escaparme a la playita cuando el trabajo me lo permita, y me escaparé a alguna que otra fiesta, como la próxima en casa de hada gris, que parece que será un desfase total y absoluto, espero salir viva de ahí para hacer todas las cosas que tengo en mente.

También pretendo ver muchas, muchas exposiciones, de fotografía, de pintura, instalaciones... de miles de cosas, y leer muchos libros que tengo pendientes...

Uff, creo que voy a tener que organizarme muy bien el tiempo, será un verano productivo. Y lo mejor de todo es que con mi primer sueldo me compraré una cámara digital de las más chachis para no dejar de hacer cortos nunca... Como voy a echar de menos mis clases de audiovisuales...

Por último decirle a insensata que la queremos, yo y toda la humanidad entera, y que me ha encantando tenerte de nuevo en clase... ( espero que el sueño que he tenido contigo no me afecte demasiado)

lunes, 11 de junio de 2007

¿ Y ahora?


¿ Y ahora, que haré si el miedo quiere asustarme?


Recuerdo cuando no quería tomarme la leche y mi abuelo jugaba a mirar mi campanilla, ver como se movía mientras la leche recorría mi garganta y llegaba hasta mi estómago. Así siempre lograba que me la tomara, y también conseguía uno de esos abrazos fuertes que sé que tanto le gustaban.


También recuerdo mi época de ver "Pulgarcita" una y otra vez. Mi madre me decía que era como nuestro dedo pulgar y yo cogía todas las flores, esperando que de su capullo cerrado, naciese una bella pulgarcita que quisiese ser mi amiga y así presumiría de ella en el colegio.


Mi miedo a la oscuridad y a los monstruos que se escondían bajo mi cama, pero me refugiaba en mi fortaleza, bajo mis sábanas, me tranquilizaba y me quedaba dormida, siempre supe que ahí dentro ningún monstruo me encontraría


Entonces, en ese tiempo, me sentía segura, arropada por unos o por otros. Pero ahora, ahora tengo miedo. Miedo a quererla y que nadie pueda salvarme de ese sentimiento.


Siento las noches tan largas y calurosas... me asusta pensar en ella mientras me fumo un cigarrillo tras otro, sentada al lado de la ventana, en estas noches de verano, en las que el viento se ha olvidado de soplar. Esconderme bajo las sábanas ya no sirve de nada y Pulgarcita hace tiempo que marchó con Pulgarcito, y yo solo tengo mi cuerpo y mi mente, que tan solo se quiere ocupar en analizar cada mirada que provoca en mi mil suspiros y tantas, tantas ganas...


¿ Y ahora? ¿ qué debo hacer ahora?

domingo, 10 de junio de 2007

Perdiendo el tiempo

Y después de tanto tiempo sin escribir, aquí estoy...aunque en realidad debería estar estudiando.
Los examenes no me dejan tiempo ni de respirar, esa es la excusa que voy a utilizar para justificar el tiempo que llevo sin actualizar. La verdad es que mi vida es un desastre en estas épocas de examenes, mi nivel de nerviosismo e hiper actividad sobrepasa límites insospechados. El viernes, me corrí medio centro de Madrid con dos amigas buscando una escuela de teatro en la que actuaba estrellita. Nos equivocamos de escuela, y entramos a otra en la cual nos trataron fatal, e intentando averiguar donde se representaba la obra, nos metimos en el estudio de sonido, y un hombre nos miro muy mal y salimos pitando. Después subimos por unas escaleras, y había una sala en la que parecía que había una reunión de alcohólicos anónimos, y después nos echaron a patadas. Una señora muy maja nos dijo que tal vez la escuela que buscábamos era la que estaba una calle más allá, y era correcto, en letras inmensamente grandes ponía: "Escuela de arte dramático"
Pues allí que íbamos mis dos amigas y yo, corriendo para por lo menos ver algo de la obra, pero no, el destino se había propuesto jodernos la tarde y nada, al llegar todo había acabado, y para colmo justo al entrar la madre de estrellita nos dice:

-Anda que ya os vale-

No podía ser, había vuelto a fallarla, le había prometido ir a su estreno y me pierdo la obra... menos mal que la pobre lo entendió y bueno, me prometió representarmelo en directo, y eso tampoco está tan mal.

Después mi cansado cuerpo se desplazó hacia las fiestas de hortaleza, en las cuales el alcohol volvió a apoderarse de mí haciendome regresar relativamente pronto a casa.

El resto del fin de semana lo he empleado en ver películas, series, pensar, "estudiar"...

En fin, odio perder el tiempo, y este fin de semana lo he perdido mucho, así que solo me queda castigarme a mí misma y prohibirme ver más películas hasta que toda la materia de filosofía este bien asentada en mi cabeza.

sábado, 26 de mayo de 2007

El final de un cuento


Se acabó mi cuento, un cuento corto pero intenso. A esa princesa tan bella, ya un príncipe la esperaba, y de no haber sido así, mi alma habría luchado por ella hasta caer rendida en la batalla.

De un tiempo atrás, sus besos habían sido mi única ley, nunca supe explicar la magia que sentía dentro de mi cuando me besaba, cuando me dedicaba una mirada. Cuando sonreía el mundo parecía perfecto. Ahora la miro en recuerdos que guardo en mi cabeza, recuerdos hermosos y no me siento mal.


Ella es distinta a todas, siempre me habló de frente, siempre se preocupo por lo que yo sentía y evitó a toda costa hacerme daño, siempre me recordó que en su castillo no había enredadera para que yo pudiera trepar por ella para darle un beso de buenas noches pero yo siempre, cada noche, le mandaba un beso con una estrella.


¿Esto es amor? Quiero pensar que no, quiero pensar que es admiración, respeto y mucho, mucho cariño.

Me queda el consuelo de saber que esto nos ha ayudado a las dos, que ella está feliz con el amor que su príncipe le da. Yo me conformaré con mirarla en silencio, y ver que cada día sonríe para llenar mi alma, y así yo estaré bien.


Aunque ella no lo sepa, se llevó un pedazo de mi corazón, ahora es suyo para siempre.


Gracias por todo princesa y suerte con tu propio cuento.

domingo, 20 de mayo de 2007

Gooool

Mi padre, gran aficionado a ese deporte en el cual once hombres corren con tontos detrás de un balón, se pone como loco cuando su equipo del alma marca un gol. Verdadera pasión es la que siente, cosa que desde que tengo uso de razón no logro entender.

Recuerdo cuando yo tenía unos 10 años, mi padre estaba en su sillón muy atento al partido que se emitía, al parecer era decisivo, recuerdo el sudor de su frente y su sufrimiento cuando el contrincante se acercaba a la meta de su equipo. Las gotas de sudor resvalaban por su frente, y de vez en cuando daba un sorbo a su cervecita fresquita. Yo recuerdo que fui a mi habitación a coger algo, y caminando por el pasillo oscuro oí un grito que me dejó paralizada:

- ¡GOOOOL!

Empecé a gritar como una loca de la reacción, y salí corriendo a los brazos de mi madre, mientras mi padre reía por la situación. Ahora cada vez que lo recuerdo me entra la risa.

Escribo este post porque hoy, después de tanto tiempo a vuelto a pasar... Concentrada estaba yo estudiando en mi cuarto, todo era tranquilidad y he vuelto a oír ese:

-¡GOOOL!

Sin evitarlo he pegado un bote y he salido a regañar a mi padre, él como siempre se reía, pero juro que algún día le destrozaré la radio en la que oye todos los partidos y que aunque no lo crea le esta dejando sordo...

¡Maldito fútbol!

martes, 15 de mayo de 2007

Necesito relax


Llevo cuatro días sin pegar ojo, de fiesta en fiesta, de boca en boca y también de cama en cama( Siempre en el buen sentido)

Las fiestas de mi pueblo fueron como siempre geniales, en medio del campo, con una buena botella de ron y buena música, bailando bajo el techo de estrellas. Hubo momentos de verdadero peligro, cuando mis labios gastaban el tiempo besando y cuando en la noche un fuerte viento casi se lleva la tienda en la que dormíamos. Rápido me levanté de la cama para sujetar la lona con piedras, pero aún los efectos del alcohol estaban frescos y caí al suelo... De mi pobre pierna brotaba sangre, y veía como la tienda quería huir con el viento, pasé mucho miedo puesto que todos dormían dentro.


Después de tres noches eternas, de alcohol, diálogos frente al fuego, pasiones descontroladas...llego aquí y cumplo uno de mis sueños desde hace tiempo... Ahí estaba, MAREA en concierto, cantando para mi y esa gente que saltaba como loca. Cada palabra, cada frase se metía en mi cabeza y me hacía estallar y cantar más alto que nadie. Alguien que allí estaba, me daba la mano por debajo, para que nadie lo viese, yo la cantaba al oído frases preciosas y ella con otras me hacía crecer el deseo de besarle la boca. Pero como bien dijo Bécquer en uno de sus poemas "no pudo ser", pero tal vez será...


En resumen de todo esto lo único que me queda es una buena costra en el pierna izquierda, la satisfacción de que gracias a mi no morimos todos mientras dormíamos, una voz de Manolo, unos cuantos moretones, la resaca y el cansancio de muchos días, una entrada de Marea ya usada, y unas ganas inmensas de besar esa boca que me pone al borde del precipicio.


"¡Ay! prima mía si quieres amor, ya somos dos, ya somos dossss..."

sábado, 5 de mayo de 2007

Adiós princesa


"Cerraré mis párpados a ver si la negra noche me agrada con ver tu rostro en mis sueños"

"Adiós, con un pañuelo al viento y un susurro al aire, te digo mientras un leve desaliento me empuja hacia tu alma con un beso"

" Un beso entonces, y ya buenas noches"

"¿ Será dulce?"

" Tan dulce que no sabrás si es miel o un simple beso"

Buenas noches princesa

jueves, 26 de abril de 2007

Amor-Odio


Escucho esa canción que después de todo me sigue recordando a ti. Aquella vez que nuestros oídos la percibían, mis labios recorrían tu espalda... ¿ Recuerdas como temblabas? ¿Recuerdas como te estremecías mientras bajaba por tu cuerpo? ¿ Recuerdas como después de todo, juntábamos piel con piel y fuerte me abrazabas, como si alguien en cualquier momento pudiera separarme de ti? ¿Lo recuerdas?

Yo sí, lo recuerdo más de lo que debería, recuerdo como tus ojos se iban cerrando y te mordías el labio inferior mientras te aferrabas a mi espalda...


Quisiera saber que fue eso para ti. Creí conocerte tan bien... me equivoque. Su pongo que es cierto eso que dicen de que hay un pasito entre el amor y el odio, y yo estoy apunto de cruzar la línea que las separa, aún puedes pararme, pero no lo harás, y tal vez yo no quiero que lo hagas. No me gusta sentir odio, pero me estas empujando hacia él...

domingo, 22 de abril de 2007

Un domingo especial

Ha sido un día extraño, si no me equivoco no es muy normal que tu profesora de audiovisuales junto con su pareja artística, te cite en el Circulo de Bellas Artes junto con otros compañeros para pedirte la participacion en un trabajo que se expondrá en un museo.
Quedaba poco para las siete y media, hora de la cita, pero yo ya llevaba media hora con unas compañeras esperando. Cada vez estaba más nerviosa, y cuando la vi con sus gafas de sol me entró un fuerte cosquilleo en el estomago. Su pareja venía por detrás y amable me saludó con dos besos, me habían hablado tanto de él que verlo me pareció como ver a algún famoso al que admiras.

Fuimos a una cafetería cercana a la zona, y allí nos explicaron el proyecto. Es demasiado interesante, pero me da tanto miedo... Me quedaba tonta oyendolos hablar y solo sabía asentir con la cabeza cuando alguna de sus miradas se cruzaban con las mías. Se la veía tan nerviosa...No pude contar los cigarrillos que se fumaba, perdí la cuenta al segundo, pero hablaba firme.

Le agradezco enormemente que haya contado conmigo para una oportunidad así, es algo que me gusta hacer, y con unos profesionales como ellos tiene que ser increíble y ver una obra en la que tu has puesto tu granito de arena, expuesta en un museo...solo de pensarlo me tiemblan las piernas.

Pero estoy tan confusa y asustada. El tema es muy importante, tanto como interesante, y me da pánico hacer un mal trabajo, ha puesto mucha confianza tanto en mi como en mis compañeros, y hacerlo mal supondría un desengaño que no quiero que ocurra...

Me ha encantado oírles hablar, me ha encantado este domingo, ha sido fantástico. Supongo que es algo más que una simple profesora, es algo más en mi vida que solo eso, gracias a ella mi visión sobre el arte cambio totalmente, y ahora me siento tan bien cuando hago un corto y veo que la gente siente algo con mi trabajo, que ven lo que quiero contar, o cuando yo voy a exposiciones que me llenan como nunca me llenaron antes. Todo gracias a ella, no sabría decir lo que significa para mi, pero es algo más que mi profe de audiovisuales.

Aunque sigo con el impacto de su charla y asustada por como voy a hacerlo, no puedo ocultar mi sonrisa y felicidad, desde que salí de aquel bar no he parado de sonreír.

martes, 17 de abril de 2007

Desde mi ventana


Desde mi ventana, cuantas veces te vi pasar...
Desde mi ventana me conformaba con mirarte de lejos...


Mi tímido corazón te miraba escondido tras la ventana. Entre tinieblas observaba como el sol fuerte y orgulloso tocaba tu piel, esa piel que mis labios deseaban recorrer tan despacio como el susurro de un te quiero.


A veces podía olerte, porque el viento me traía tu aroma hasta la ventana, y yo ilusa, intentaba atraparlo en un frasquito rojo, para poder olerte, pero siempre se escapaba y yo quedaba triste, tan triste como cuando desaparecías tras el gran edificio de piedra.


Hablar con la luna me hacía más corta la espera. La luna generosa, me regalo una estrella, una sola para mi, era pequeña, pero brillaba como ninguna, yo decidí ponerle tu nombre.


Después de un tiempo y de largas esperas, no volví a verte, perdí la hora en que pasabas, o cambiaste de camino, eso qué importa ya. Solo me quedaba mi estrella, fácil de encontrar, pues brillaba más ahora que no podía verte.


Pero los sueños perdidos borran estrellas del cielo, y la mía no logro encontrarla ya.


sábado, 14 de abril de 2007

Mal día


Hoy el mundo no está dispuesto a aguantarme, a entenderme, ni yo a entenderle a él. Hoy es un mal día, de esos que no recordaba ya, se me olvidó que sin esperarlo, algunos días amanecen oscuros. Y no sé como actuar, me machaco a mí misma, y cada vez que mi boca se abre es para decir alguna barbaridad que lo empeore todo un poco más. Y me fastidia que me digan que me hago la víctima, no me hago la víctima, estoy enfadada, muy cabreada con todo y lo peor es que al final de todo esto con la que más ofendida estoy es conmigo misma, por decir tantas gilipolleces...

En realidad creo que tengo miedo, siento que tengo las manos llenas de cosas que al andar se me están perdiendo por el camino y yo al mirar atrás para recuperarlas las piso sin querer y ya nada puedo hacer. Siento hoy la soledad más que nunca, y me da miedo seguir escuchando el silencio. También tengo miedo a saber lo que la gente piensa de mi, de llevarme ese desengaño que solo hace que mis ojos se enrojezcan y suelten alguna lagrimilla acompañando a ese nudo en la garganta que solo deja salir un "lo siento" que parece compasivo conmigo misma, pero que no lo es.

Estoy perdida dentro de mí, siento que la gente que me conoce o la que ya conozco desde hace tiempo tiene una idea de mi que yo no quiero dar, soy algo más de lo que ellos creen que soy, pero no sé como hacérselo saber a todo el mundo que cree conocerme y luego no tiene ni idea.
Tal vez todo lo que ahora escribo no tenga ningún sentido, puede que sea una más de las gilipolleces que este día he estado diciendo, puede que me arrepienta de todo lo que he puesto, y puede muchas cosas más, pero ahora es lo que siento, es lo que me está pasando por la cabeza...

Estoy cabreada, estoy enfadada, nerviosa, triste, jodida..
¿Y sabéis que? Solo quiero gritar, y eso es precisamente lo que voy a hacer...
Y espero que los vecinos no se enfaden porque serán palabras mal sonantes como:

¡¡JODER!!! ¡¡¡MIERDA!!! y todo lo demás será.... ¡¡¡AAAAAAAAAAAA!!!

miércoles, 11 de abril de 2007

Besos en mi memoria

Ayer te besé en los labios.
Te besé en los labios. Densos,
rojos. Fue un beso tan corto
que duró más que un relámpago,
que un milagro, más.
El tiempo
después de dártelo
no lo quise para nada
ya,para nada
lo había querido antes.
Se empezó, se acabó en él.
Hoy estoy besando un beso;
estoy solo con mis labios.
Los pongo
no en tu boca, no, ya no
-¿adonde se me ha escapado?-
Los pongo
en el beso que te di
ayer, en las bocas juntas
del beso que se besaron.
Y dura ese beso más
que el silencio, que la luz.
Porque ya no es una carne
ni una boca lo que beso,
que se escapa, que me huye.
No.
Te estoy besando más lejos.
(Pedro Salinas)
Así recuerdo hoy tus besos y así los sueño cada noche. Ya ni me importa el Te quiero que alguien puso en mi mano esta mañana, porque solo puedo pensar en ti, ahora solo pienso en ti...
No sé por qué hoy recordé tus besos, seguro mañana los olvide.

lunes, 9 de abril de 2007

Semana Santa


Como dice una buena amiga, ha sido de todo menos santa...


Las noches eran largas, y la fiesta estaba bastante animada, la resaca del día siguiente no importaba, nisiquiera perder la voz de tanto gritar...

Tres noches, cada una mejor que la anterior, el alcohol recorriendo mis venas y las de todos a mi alrededor. Ya no había vergüenza, solo oíamos la canción, solo queríamos movernos hasta que saliese el sol...


Creo que la foto hace un buen resumen, a veces una buena imagen vale más que mil palabras...

miércoles, 4 de abril de 2007

¿ Performance? No, pero es bonito...

Después de tres tardes estresada lo hemos conseguído. Insensata y yo hemos creado un corto de lo más bonito. Las tardes metida en su casa y mis bloqueos de cabeza cuando lo pienso todo y me olvido del mundo han merecido la pena...

En principio el corto debía ser una performance, pero como dice Insensata: "una vez que empiezas, el vídeo manda", demasiada emoción para seguir unas reglas, total, que la performance se nos ha ido llendo de las manos...

Todo era perfecto, la emoción corría por mi cuerpo, todo estaba saliendo genial. Pero alguien lejos de allí, en la filmoteca, nos esperaba en una cola interminable de personas ansiosas por ver el clásico "Metrópolis", con piano en directo... Después de correr por todo Madrid, llegamos 40 minutos tarde. Al llegar nos encontramos con una enfurecida Hada gris, mil disculpas siguieron a su cara de enfado, pero de nada sirvió, todas las butacas se encontraban ocupadas y el suelo era un lugar prohibído para aparcar nuestros cuerpos cansados. Al final todas a casa...

El día acabo un poco chafado, pero la sonrisa no se borra de mi cara, tengo tres copias de mi corto a falta de una, y soy tan feliz que me costará coger el sueño esta noche, aunque mañana tenga que madrugar porque me espere un largo viaje hacia los campos de la mancha.

Insensata, no me cansaré de darte las gracias por ayudarme a hacer NUESTRO corto, ni a ti ni a la pequeña Tiza.

Hada gris, de verdad que lo siento mucho. Prometo reconpensarte... Pídeme lo que quieras, pero no seas demasiado cruel... Te quiero mucho.

lunes, 2 de abril de 2007

Cortos que te vuelven loco

Me estreso, me estreso, me estreso... puñeteros cortos...

Todo se ve tan bonito en mi cabeza, las imagenes encajan perfectas con su voz recitando ese precioso texto de Cortázar. La emoción me invade, tiene que salir bien, aún no entiendo por qué es tan importante para mi, ese texto que me pone la piel de gallina y con su voz queda perfecto, como imaginaba, no puede salir mal...

Me obsesiono con los trabajos que me mandan de esa increíble asignatura que es comunicación audiovisual, siento la necesidad de destacar mis trabajos en comparación con los trabajos de mis compañeros, necesito que mi profesora me mire y me sonría y sienta que le gusta el trabajo, que está bien, y que ponga pocas pegas. Quiero que me vuelva a ofrecer presentarlo a un concurso, que se sienta orgullosa de lo que hago, que le guste más el mio que el de la chica del pelo rubio...

Supongo que mañana será otro día, otro día que sufriré con insensata (sin la cual nada del corto tendría sentido) y con sus gatos...

Ojalá se acabe pronto, me encanta hacer estas chorradas, porque me dejan expresarme de una manera bonita, pero me terminan agotando, a mi y a los que están a mi alrededor...

Gracias por prestarme tu voz, tu boca, y algunas de tus ideas... gracias princesa.

miércoles, 28 de marzo de 2007

" Te amo"


- No te quiero.


-Tendré que empezar a asumirlo.


- Ahora te amo, es muy diferente...


- ¿ Y qué diferencia hay?


- Querer, quiero a muchas cosas, a mucha gente, pero amar, amo a muy poca. ¿ Lo entiendes ahora?


No, no entiendo, no entiendo como después de todo lo que ha pasado tiemblo cuando tu mano me roza, me encabrito con tu cintura y me pongo nerviosa cuando tu boca provocativa se acerca demasiado a la mía.

No puedo creer tus palabras, es imposible que sientas eso por mi, amar es demasiado y tú no puedes amarme, porque ni siquiera supiste quererme.

Y aún pienso demasiado en ti, aunque decidí alejarme, el deseo de estar contigo está muy presente. ¿ Será que te quise más de lo que creí?

No sé, ya no entiendo y no quiero creerte porque si me quisieras no habría nada más, y eso por desgracia tu no lo entiendes...



martes, 27 de marzo de 2007

Cansancio total...

Después de todo el fin de semana en el campo, y tras ser atacados por una manada de ovejas, llegó a la ciudad y para variar con un montón de picaduras...

Mi cabeza no para de acordarse de la que ahora está lejos, física y amistosamente por así decirlo. Y ahora todos los problemas vienen de golpe. Por suerte, esos problemas no son causados por mi, pero me hacen bastante daño, a mi y a los que quiero y veo mal.

Intento evadirme y no pensar, pero todo esto me quita el sueño, y no puedo dormir. Para colmo la excursión a Toledo me ha dejado matada, calles arriba, calles abajo...

Y al llegar a casa ya no solo estamos nosotros y nuestros problemas, están otros y los problemas de otros, que indirectamente nos afectan demasiado a todos.

En fin, para acabar esto con un poquito de ironía, para que lo entendáis ( si es que se puede) mi madre es la nueva Teresa de Calcuta y mi cuerpo no aguanta ningún asalto más, necesito dormir, descansar...

Buenas noches.

jueves, 22 de marzo de 2007

Final feliz


¡Notición de la prensa rosa! Dos princesas Disney han salido del armario... Han sido retratadas por un paparachi, dándose un dulce beso de amor... Al parecer se trata de la hermosa Bella, y Blancanieves que tras varias dudas descubrió definitivamente que le gustaban las mujeres tras cuidar de siete enanitos.


Después de una entrevista a la hermosa Bella, nos confiesa como se enamoraron: " Iba tranquila caminando por el bosque, en uno de esos paseos mañaneros, y vi a Blancanieves... enseguida quede prendada cuando esta sacaba de la cesta una manzana, se la acerco a la boca y rozando la fruta con sus labios rojos, la mordió suavemente, dejando escapar pequeñas gotas de agua que caían de la fruta del pecado"


Un final feliz como tantos otros...


martes, 20 de marzo de 2007

Días que de nada sirven

Los días de suerte y felicidad están agotados en mi calendario, el tiempo se ha ido pasando, perdiendo sonrisas sin darme cuenta, y ya mañana es primavera, mi estación favorita sin ninguna duda, donde las flores se alzan fuertes, llenas de vida, y los campos se visten de gala, y el aire nos regala aroma de tierra mojada...

Días en los que nada está bien, en los que me pongo a pensar que tal vez no he cambiado lo suficiente, que necesito crecer más y más rápido, puesto que ya estoy muy atrás de otra gente. Creí haberme encontrado, supuse que no estaba perdida, pero observando con atención mi reflejo, este me sigue mostrando cosas que no me gustan, y por mucho que lavo mi cara y vuelvo a mirarme, todo sigue igual, vuelve a enseñarme lo que no quiero ver, lo que la gente no quiere ver...

En estos días me he equivocado, han caído sobre mí miradas de odio, lágrimas en mis hombros, también algunas miradas de cariño que me daban un poco de vida, pero en general, todo va mal, y lo peor de todo es que yo sola me lo busco, porque me doy cuenta de mis errores demasiado tarde, y cuando intento arreglarlos estos ya están muy lejos, demasiado lejos para alcanzarlos con mis manos llenas de heridas, de cerrar los puños, en mi desesperación por arreglar lo que ya no es posible...

Aún no sé mirar a los ojos y decir un "lo siento" sincero, aún no sé controlar mi boca y hablar sin pensar en lo que puede ocurrir después, aún no aprendí a querer porque tal vez a mi tampoco me quisieron...

Aún es pronto, y quiero aprender, por ahora solo me queda despedirme de este invierno con la única sonrisa que guardo. Y tengo ganas, ganas de seguir creciendo, como las flores en primavera...

domingo, 18 de marzo de 2007

La perversión me persigue

No sé que pasa a mi alrededor, puede ser por tantas cosas, desde mi nueva libertad sin ningún compromiso con nadie, hasta por el calorcito que ha estado haciendo estos días...

Después de una noche entera haciendo cosas con hada gris en sueños, me levanto y me pongo a ver The L Word ( para quien no lo sepa, una serie de lesbianas) , estuve viéndola toda la tarde, sin ninguna interrupción, leyendo subtítulos como loca, llegó un punto en que ya los ojos me escocían. Deje de verla porque había quedado para ir a chueca, y os podéis imaginar como iba yo ya, después de lo del sueño y de esa magnífica serie...

Al bajar al metro con mi inseparable ausente, dos chicas de unos 27 años, se pusieron a darse el lote enfrente mía sin cortarse un pelo, sus manos eran torbellinos enloquecídos, que iban de un lado a otro sin ningún control, era como estar viendo The L Word en directo, por si no había tenido bastante viéndolo toda la tarde...

Después el Elástico, una discoteca en la que nos sacaron un ojo de la cara, pero estaba bastante bien, gente de todo tipo... Ahí mis ojos no tenían control, entre el sutil mareo y la música que hacía vibrar todo mi cuerpo, miraba donde no debía...

La vuelta a casa fue tranquila, por suerte había un sitio libre en el autobús, y así mi dedo meñique del pie derecho descansaría, puesto que llevaba un buen rato rozandome la zapatilla... pero al subir la calle de mi casa no lo podía creer, por qué a mí? Yo ya estaba calmada, pero la perversión me persigue...En un coche, a las cuatro de la mañana, con la oscuridad de la noche, dos chicas escondían sus manos, cada una en el vaquero de su acompañante, sin ningún pudor, sin miedo a ser descubiertas por nadie, total, era tarde, nadie pasaría...

Así llegué a casa, y por suerte me encontré a mi hermano con unos amigos que me ofrecieron ver una película de miedo...
Al final caí rendidita en la cama a las siete de la mañana, y por suerte no recuerdo ningún sueño con la pequeña hada gris...

En fin, creo que debo relajarme...

sábado, 17 de marzo de 2007

Un día de locos

Ayer fue un día de locos, uno de esos días en los cuales no dejan de pasar cosas, una detrás de otra y cada una más desconcertante que la anterior...

El día empezó con una discusión en el pasillo entre mi ex-señorita de striptise y una amiga de la clase de ciencias. Dos tías discutiendo por mi... no era una situación muy cómoda, y decidí poner un poco de orden y lo que conseguí es que la ex-señorita de striptise me diese un empujón que me desequilibró y casi me hace caer al suelo. Después sequé las lágrimas de la chica de ciencias, que lloraba desconsolada en mi hombro, y con manos temblorosas me devolvió la confianza que yo deposite en ella.Es una larga historia, tal vez en otro momento...

Mi profesora de educación física, después de enterarse de mi trágica historia de que soy lesbiana y que la situación como mi madre no va bien, ( se enteró porque en realidad ya lo sabía, seguro que tiene experiencia en estas cosas) me secuestra por el pasillo en cada cambio de clase para animarme y para contarme cosas que sospecho que son de su propia experiencia...

Mi mamá se está convirtiendo en mi espía, noto que observa cada movimiento que hago, intenta enterarse de quien me llama, quien es la persona que me regala lirios, con quien salgo, hace demasiadas preguntas que me sacan de quicio, y se mete en mi cuarto sin permiso cuando estoy hablando con alguien... Dios que paciencia!!! ¿Alguien me deja un huequito en su casa?

Por la tarde, un parque desconocido, en el fin del mundo, jugando al "yo nunca"... acabamos un poco en mal estado...y cuando el sol se escondió, mi quería ausente y yo, fuimos tras unos árboles a hacer nuestras necesidades... Y bueno, al volver donde se supone que nos debían esperar, nuestras acompañantes ya no estaban, nos habían abandonado... al principio creíamos que era una broma, que estarían escondidas y saldrían en cualquier momento a darnos un susto, pero no era así, se habían ido sin más. Me tocó controlar a la enfurecida ausente, que tenía ganas de venganza y de sangre fresca... Caminando hacia el metro, nos encontramos a nuestras acompañantes en un Rodilla, tranquilamente comiéndose un bocadillo... Se moto un drama grandísimo, ausente no paraba de llorar, las otras insistían en que había sido una confusión, y mientras todo esto pasaba no se me ocurre otra estupidez que llamarla, para hacerme más daño, para ver si al menos la importaba un poco lo que me estaba pasando, esta confusión, en cierta medida, causada por el alcohol. Pero otro palo más por mi mala cabeza, y colgué sin decir adiós...

Y después de todo, cuando llego a mi casita, muerta de sueño, vuelvo a soñar que me lio con hada gris, y me preocupo puesto que llevo varias noches soñando que entre ella y yo pasa algo, en diferentes lugares, en diferentes ocasiones y con diferentes consecuencias... Esta vez nos piyaba mi madre que observaba por la rendija de la puerta...

En fin, menudo día, y ahora me río de todo, pero ayer, estaba estresadísima...

Por cierto, hada gris, si lees esto, no es mi intención soñar estas cosas contigo, lo prometo...jajaja

miércoles, 14 de marzo de 2007

Caminando por la ciudad

Suena mi móvil, y ahí está, mensaje de mi camarada...

"Te vienes a fuencarral"

Sin pensármelo dos veces, me voy con heavymetalero a comprar ropa... Y es que me encanta Madrid con ese bullicio de gente. No es comparable a los paseos de donmingos por la mañana, pero recorrer las calles en buena compañía se está convirtiendo en una de mis aficiones. Y observar tantas cosas, por las caras de la gente podías apreciar las diferentes situaciones que vivían en ese momento, un chico joven con gesto cansado, seguro saldría de currar, una madre arrastrando a sus dos hijos del brazo, mientras estos se enbobaban con el helado que comía otra chica, que por su cara podría casi asegura que esperaba a alguien especial...Y así mil caras, cada una con un gesto distinto, cada una con un pensamiento que yo intentaba descifrar, y me resultaba divertido poder dar en el clavo...

Dos chicas paseaban de la mano, discutiendo quien haría la comida, un perro perdido en el mercado de fuencarral, que obediente se sentó en la puerta, una señora amable que ofrecía su asiento en el metro a una señora más mayor que agradeciendole su amable gesto, entablaron una conversación...

Yo observaba, me chifla observar, y no puedo esconder pequeñas sonrisas, me sentía una pequeña detective, investigando a cada una de las personas que se cruzaban en mi camino...

Al final he vuelto a casa con mi deseada camiseta de los Ramones, feliz y contenta, como un niño con zapatos nuevos... ¿ Y sabéis? Me he pasado por............ los comentarios de mi madre sobre mis nuevas camisetas, en realidad son estupendas...

Recuperando sonrisas......y sobresalientes en Educación física!!!

lunes, 12 de marzo de 2007

Descubriendote


Te miro, te miro y ya no siento lo de ayer, mis ganas de lanzarme a tu boca huyen al mismo tiempo que la máscara se desprende de tu cara. Ahora solo veo horror, ganas de vomitar y dolor. Te miro y siento mis tripas bailar. Siento lastima por ti, por como estas construyendo tu vida... yo ya no aguanto estar dentro de ella rodeada de tanta mierda. Ya no puedo ayudarte, mi cabeza me duele a cada rato siempre que tu la ocupas, mis manos son ramas de árboles quemados, sin fuerza ni ganas, y yo, ya no quiero seguir perdida en el laberinto de tu vida.


No quiero marcharme del todo, me quedaré cerca por si los monstruos con los que decidiste vivir, no te quieren tanto como imaginabas...

Y si sientes que no puedes, cierra los ojos, cierralos tan fuertes como puedas y concentrate en imaginar unas alas en tu espalda... Al tiempo estas aparecerán y se extenderán hermosas, acariciando la luna, y podrás huir, podrás volar, volar en silencio...


Tal vez nunca te quise, pero seguro que intente quererte...


Tus caricias y tus besos me deslumbraron y no me dejaron ver. Tu veneno producía en mi erupciones volcánicas que me hacían sentir el placer, tus palabras enseñadas del mejor maestro en teatro me confundieron y me hicieron perder.

Pero dejaste de besarme y la luz me dejó ver, los volcanes se calmaron, y el gran maestro en teatro, te enseño a no mentir...

Tu sinceridad me dejó aún más muerta, más muerta que la muerte lenta que me producía tu ignorancia hacia mi... y yo pensaba: " ¿ Por qué sufres, por qué la rabia te nubla la vista si no la quieres? ¿ por qué duele?


Sabes que nunca podré irme, y de eso te aprovechas, siempre algo me atará a ti, pero no pienso seguir jugando a este juego, en el que yo siempre saco el número más bajo. Estoy cansada de perder.


" El cobarda es incapaz de amar, hacerlo está reservado a los valientes" Gandhi


sábado, 10 de marzo de 2007

Rosas sin espinas...


¿ Podrías renunciar a tu felicidad para conseguir la felicidad de la persona que más amas?


La música ensordecía mis oídos, mientras que a mi móvil llegaban llamadas de "amor" que no quería atender, no por lo menos en ese momento. La sonrisa estaba lejos, lejos de pegarse a mi cara. Pero alguien se dio cuenta, alguien a quien no podía engañar con mi irónico pero a veces efectivo "Estoy bien", y me regalo una rosa. Era una rosa especial, una rosa sin espinas que dolieran, una rosa desde el más profundo sentimiento de amistad, una rosa que me hizo pensar, pensar que tal vez no todo vaya a ir mal, que la felicidad que ahora veo tan lejos puede parar a tomar un café y así en un despiste, yo podré alcanzarla...


Empezaré a llenar de nuevo mi barca de ilusiones, de colores. Y así navegaré por la orilla recojiendo un poquito de cada persona, para ayudarme a crecer, y cuando ya este todo lleno de pequeñas cosas, nevegaré sin rumbo, no me importa el paradero, solo sé que no quiero viajar sola...


Gracias por la rosa principito.

martes, 6 de marzo de 2007

Examenes

Son los malditos examenes los que me tienen ocupada la mayor parte del tiempo, ojalá sirva para algo... Y me estreso, en estas épocas me pongo de mala hostia con todos, y como no puedo hacer nada me muerdo los nudillos y cierro los ojos pensando: " Quiero que pase ya".

Y lo peor es esforzarse y no obtener resultados, cuantos llantos desconsolados había hoy por las esquinas de mi clase a causa de un examen de griego catastrófico...

Hoy he estudiado bien, es genial estudiar y que fuera este lloviendo, así me concentro más, porque cuando hace sol, deseo salir a disfrutarlo y no puedo, y no paro de echar miraditas celosas a las niñas que juegan con las conbas en el jardín...

También tengo un pequeño problema con estas épocas de examenes. Soy muy muy dormilona, y llegando horas muy tempranas aún, donde podría aprovechar unas tres o dos horitas más de estudio, los párpados empiezan a caer y apartir de ahí mi concentración es nula, está básicamente centrada en como podría mantener los ojos abiertos unas horas más... Y no hay solución, nada, absolutamente nada puede con el sueño...

Pues lo dicho, que paciencia en épocas de examenes, que es mejor pasar una semana matada en tu cuarto o en la biblioteca, que las vacaciones estudiando, cuando en ese tiempo hay cosas más importantes que hacer...

jueves, 1 de marzo de 2007

Y llego la tormenta

La tensión que reinaba en casa ya era insoportable, ella no aguanto más y yo ya no podía seguir negando lo evidente... "Si mamá, soy lesbiana"
Lo dije serena sin el miedo que se suponía debía sentir en ese momento, pero mis piernas temblaron al escuchar sus insultos y caí en las silla más cercana, dejando escapar las primeras lágrimas de mis ojos. Nunca la había visto así, su cara se levantaba en cólera mientras sus lágrimas acompañaban a las mías y se hundía en el sillón maldiciendo a todo lo sagrado por la hija que tenía...
De mis labios salían pequeños silbiditos típicos de la congoja de un niño, y con esfuerzo intente hablar, pero me cortaba, matando mis palabras suaves y muertas, con gritos y más insultos. No me dejó explicarle nada, ella saco de todo sus propias conclusiones, y no fueron muy buenas...
Preferiría haber muerto mil veces a causa de la tortura más cruel, antes de escuchar sus insultos, antes de ver su cara de desilusión, antes de verla hundída y escuchar sus reproches, antes de escuchar ese "Ya no será igual"... Quisiera haber muerto mil veces.
Me sentía impotente, en ese momento me echó a la espalda todos los problemas, me dijo que si algo le pasaba sería por el disgusto tan grande que la había dado y cosas que no quiero ni mencionar. Pero no me siento culpable de nada, nadie tiene la culpa, tal vez la tenga el destino, pero eso ahora da igual, solo me siento triste, triste de pensar que es mi madre y que la necesito, y que no podría vivir sin las bromas que me hacía, sin los abrazos que me daba, y tampoco podría verla sin la sonrisa que me asegura que ha perdido al enterarse de esto.

Sé que ha sido un palo muy grande, y ahora mientras escribo la oigo sollozar y me mata la pena. Ojalá no cambies conmigo, ojalá esto sea por el impacto, y luego vengas a decirme que no importa...
"Nunca has echo nada por hacerme feliz, y ahora me has partido en dos"
Lo siento mamá, no busqué tu felicidad busqué la mía, y tal vez fallé porque tu ilusión y tu felicidad era yo, y no fui lo que tu deseaste de mi... Mil veces perdón.

Mis ojos no han parado de llorar, los tuyos tampoco, y sé que hasta que tus ojos no cesen, no cesaran los mios. El daño que me han echo tus palabras es muy grande, el daño que te he podído causar yo es mayor, y estoy confundida, todo esta negro y no quiero nada, solo quiero llorar hasta quedarme seca...

martes, 27 de febrero de 2007

Mamá, ¿por qué me abres la puerta del armario sin permiso?

Llego a casa y ya noto un ambiente cargado, me pregunto que pasará, pero decido no preguntar, es mejor no saber que pasa...
Una noticia en la tele habla de homosexuales y mi madre rompe el silencio que invade el comedor...

Mamá:- Pues me parece bien que la gente haga huelgas para que no legalicen la adopción entre homosexuales.-

Yo:- Me parece que tienes una mentalidad de la Edad Media-

Mamá: - Como van a educar a un niño, si todos los homosexuales lo son por puro vicio, puro morbo...

Yo: - Eso no es verdad, ellos no han elegido quien les gusta. Y me fastidia que solo por ser homosexuales les tachen de viciosos. No me parece justo-

Mamá: -Lo que te pasa a ti es que eres demasiado liberal-

No quise decir más, las discusiones con mi madre sobre homosexuales me agotan, me agotan muchísimo y decido retirarme. Al rato aparece mi hermano en mi cuarto...

Hermano: - ¡Eres gilipollas!-

Yo: - ¿ Por qué?-

Hermano: -Mamá te ha leído una carta de "laseñoritadestriptise" y me ha preguntado que si eres lesbiana-

Yo: -¿¡¿¡ Qué dices?!?! ¿Y tu que le has dicho?

Hermano:- Que no sabía nada, ella insistía en que si sabía algo pero le he dicho que no me contabas nada sobre tu vida-

La he cagado, tanto tiempo cuidándome para nada, el momento que tanto miedo me da se acerca a pasos agigantados. Ella lo sebe, esta claro que lo sabe, pero no dice nada, solo me mira y calla, ahora no noto nada igual...
Y os preguntareis que ponía en la carta, pues nada que una madre pueda leer, frases subidas de tono y lo suficiente para que una persona con dos dedos de frente se de cuenta que su hija esta saliendo con una tía.
Sé que no lo entenderá, lo sé, pero tengo que hablar con ella, tengo que hacerle ver que soy así y que no elegí serlo, que las mujeres me llenan como ningún hombre lo podrá hacer nunca y que si lo que una madre quiere para su hijo es que sea feliz, solo le pido que lo entienda y me acepte tal y como soy... Pero no puedo evitar estar acojonada.

Y estoy enfadada, no tiene derecho a cotillear mi cuarto y leer cosas que no debe. Quisiera ir a echarle la bronca y a decirle que me ha decepcionado, pero eso supondría hablar del tema y no puedo hacerlo y tampoco traicionar a mi hermano que me lo ha dicho para avisarme de lo que me podía esperar, sin que yo diga nada a mi madre. Ni en mi cuarto puedo tener intimidad, estoy pensando en poner un cerrojo y llevar la llave siempre conmigo... La verdad, nunca me imaginé que mi madre hiciese esto, me ha dejado a cuadros...

miércoles, 21 de febrero de 2007

Matame...

Átame a una cama de alfileres para dejar que se introduzcan en mi y recorran mi cuerpo. Vendame los ojos y pon música para mis oídos, gritos y más gritos. Arañame todo el cuerpo hasta que mi piel este en carne viva y rocía mi cuerpo con alcohol y sal. Besame en la boca y termina por morder la carne muerta de mi labio inferior... Matame despacio, ya no siento nada, ni placer, ni amor, ni odio, ni pasión, ni pena, ni admiración...

Matame, porque sin sentir no quiero vivir...

Mi cuerpo está vacío y mi cabeza pesa más de la cuenta, ¿ este es mi castigo por quererte?
Enciende una vela y quemame los ojos con su cera, y súbeme a la nube más alta y empujame sin temor, sabes que no volaré, pero eso no importa. Dame de beber el veneno más letal que conozcas, que me queme el cuerpo hasta llegar al estómago y sentir la llegada de la muerte mirando tu rostro maldito...
Escribe con mi sangre cartas de amor loco,cartas con las más verdaderas mentiras, con palabras sin sentido, con acciones incumplidas, y séllalas con un beso y quemalas con mi cuerpo y fundete en la tristeza mientras las llamas de mi agonía se reflejan en tus ojos de princesa...

Matame, porque sin sentir no quiero vivir...

martes, 20 de febrero de 2007

Carnavales en prisión


Carnaval, colores y más colores... Risas se oían desde la entrada de la cárcel de las mañanas. Un burgués bien arreglado y educado me saluda y me invita amablemente a pasar a mi celda. Una voz le llama, pero... ¡ Qué es esto! una cabaretera llama al señor burgués, y encima coqueteando...


¿ Qué me encontraré ahora? Un Asterix marcando paquete, una princesa con vestido rosa y corona, un monje que sonreía bajo su túnica, una caperucita que no encontraba a su abuelita y se negaba a repartir el queso entre los presos de las celdas que tenían cara cansada y aspecto de no haber desayunado, unas fichas de tetrix que no encontraban su lugar... Así hasta llegar al disfraz más bonito e interesante: "señorita de striptise"


Esta es mi compañera de celda, con la que compartí parte de la mañana y la que me vuelve loca cada vez que me mira. Hoy iba especialmente guapa y atractiva. Yo evito cruzar mi mirada con la suya, ni con ninguna otra parte de su cuerpo...

Pero era imposible, las manos se juntaban por debajo de la mesa, los olores se mezclaban entre suspiros, y los besos se precipitaban al vacío.


¡ Me encantan los carnavales!

lunes, 19 de febrero de 2007

No se me da bien esconder verdades

Me asusta pensar que te estoy decepcionando...
Siempre quisiste una hija a la cual poderle poner vestiditos rosas y adornar su larga melena, con una hermosa trenzas y pinzas de colores, de echo cuando pudiste hacerlo lo hiciste...

Pero fui creciendo y me di cuenta que las muñecas no me gustaban, y como los reyes magos no me traían el balón que tanto deseaba, decapitaba a las muñecas en un gran ritual para utilizar las cabezas de estas como balones. También supe de inmediato que el rosa no era mi fuerte y que el verde me apasionaba, y fui apartando en un rincón del armario las faldas y camisetas rosas.

Ya siendo una mujercita, cuando empecé a salir por la noche, te empeñabas en que debía ir maquillada y más arreglada, en una palabra, más femenina.

Nunca quisiste apuntarme a un equipo de fútbol aunque sabías que era lo que más deseaba en ese momento, y que jugaba mil veces mejor que los demás chicos de mi clase, que se esforzaban para que una niña no metiera más goles que ellos y que se sentían tan ofendidos.

Las discusiones sobre mi aspecto y mi forma de llevar las cosas, se hicieron diarias, ir de compras contigo se convirtió en un infierno particular, mientras tu escogías para mi grandes y atrevidos escotes, yo me decantaba por camisetas normales a rayas y pantalones vaqueros con muchos bolsillos.
"Siempre vas haciendo el ridículo"
Yo me limitaba a contestar: "A quien no le guste que no mire"

Muchas veces lloré en mi habitación tras la conclusión de una pelea, en la que muy cabreada, soltaste cosas que en realidad yo sé que no querías decir, cosas que en el fondo no sentías, solo salieron de tu boca por la situación y por el enfado, pero que a mí me hicieron mucho daño.

Lo que colmó tu paciencia y quemó tus esperanzas de convertirme en la chica más femenina del universo, fue mi radical corte de pelo, de tenerlo largo a ponérmelo de punta. Todavía ahora me duele recordar tu gesto y tus palabras...

Nunca he sido como tu quieres, como planeaste tu modelo de hija, yo me salgo del patrón... Y me da miedo tu reacción, no quiero sentir tu desprecio y no creo que lo sienta porque sé que me quieres aunque el rosa no destaque en mi armario, aunque mi pelo sea corto, aunque no me guste llevar tacones, pero ahora estas sospechando que otra cosa en mi no es como tú quieres que sea, y ya esto si puede llegar a afectarte, no se hasta que punto, sé que se pasará, pero empiezas a olerte algo, a hacer demasiadas preguntas y a comportarte raro y yo ya no sé cuanto tiempo puedo seguir aguantando.

Pero no, creo que nunca te he decepcionado, y tampoco creo que lo haga ahora, yo lo único que hago es adorarte y quererte. Solo espero que cuando llegue el momento, no seas tú la que me decepcione a mi.

jueves, 15 de febrero de 2007

La revolucion de los bichos


Estando en clase realizando un pequeño control sobre La Metamorfosis, diminutos insectos sobrevolaban nuestras cabezas haciendo que muchas asustadizas de clase emitieran pequeños grititos...

Ya nadie sabía que pensar, ¿quién tendrá piojos?

Nadie estaba a salvo, todos eran sospechosos, todos estábamos asustados y durante varios minutos miradas acusadoras hacían que el ambiente de la clase se encontrase muy cargado...

Después de una clase de griego, otra vez acompañados de nuestros nuevos compañeros los bichitos, fui a conversar con una compañera que posaba sobre su mesa un collar peculiar y muy interesante. Lo cogí y me lo colgué al cuello y me percaté de que era un collar hecho de abichuelas y de algo parecido a castañas...

- ¿Quién te lo regalo?

- Lo compre en los hipies...

Decidí no darle más importancia al collar, puesto que era un poco cutre, y me lo quite para volverlo a posar en la mesa, que sin darme cuenta, lo solté bruscamente y sin ton ni son, empezaron a salir bichitos como locos de entre las abichuelas y las castañas...

Eran bichitos graciosos, unos eran negros y otros rojizos que salían asustados mientras a su vez asustaban a las chicas de alrededor que salían corriendo despavoridas...

A la pobre dueña del collar casi le da algo de pensar que lo había llevado toda la mañana colgado del cuello y a mi y a todos desde ese momento no empezó a picar todo el cuerpo...

El collar fue pasado por todas las clases del pasillo, asustando a cuantas chicas se percataban que de él salían pequeños bichitos, y así se nos ocurrió la buena idea de sacar unos cuantos bichitos en la mesa de nuestro querido profesor de lengua que ni se percato de la presencia de estos, con la buena fe que nosotros teníamos con esta acción...

El precioso collar acabó en la basura y es que ¿ A quién se le ocurre comprarse un collar de de abichuelas y castañas?

En fin, pobres bichitos...ellos no tienen la culpa que la casa donde viven se venda en los hipies...

lunes, 12 de febrero de 2007

Sonrisas que se esconden

"Eres una borde, no pagues tus problemas conmigo"
"Has perdido la sonrisa"
"Estas amargada"
"Eres una egoísta, solo deberías hacerlo porque a mí me hace feliz"

Estas son las frases que se repiten en mi oído, las frases que la gente me anda diciendo últimamente sin pensar si pueden causarme algún daño.
No creo que haya perdido la sonrisa, la tengo guardada, pero no la manipulo, ella se muestra sola, en ocasiones especiales, y no estoy triste, tampoco estoy feliz, simplemente estoy cansada, cansada física y psicológicamente. Cansada de la rutina, de los amores, de la lluvia, de las mismas canciones,de momentos, de ver llorar a esos ajos azules que como si de un virus se tratase, me contagian el llanto...
Cansada de ver que mis esfuerzos no sirven de nada, que todo está igual, que él no va a cambiar y que ella seguirá esperando el día en que se sienta plena, en que aunque su casa esté llena de gente, no se sienta sola, y que encuentre lo que busque, y que no se canse de buscar si no lo encuentra, nadie dijo que fuera fácil...

Tal vez no sea el mejor momento para sonreír, pero no he perdido mis sonrisas, siempre me acompañan algunas en el bolsillo dejándole un sitio a las lágrimas por si la ocasión lo exige. Pero no quiero oír más esas palabras, porque solo quiero gritar y correr...
Quiero pensar que solo es cansancio, un tipo de cansancio mental, de cosas en mi cabeza pendientes de organizar, de problemas por solucionar, de elecciones importantes. A veces no hay tiempo de reír y pararse a disfrutar de un buen dialogo entretenido para demostrar que mi alegría sigue viva, puesto que cada día tienes que poner otra piedra en el camino donde pronto te tocará posar el pie.

Si vuelvo a escuchar algo, solo diré:

"Estoy colgada de los pies y dulces brujas bellas y princesas feas quieren ponerme de pie"

sábado, 10 de febrero de 2007

Sangran corazones


Aturdido corazón, danza en mi pecho buscando algo, tal vez un poquito de amor. Apago la luz, me gusta pensar con la compañía de la oscuridad, me protejo en las sombras y mi corazón vuelve a temblar. Miedo, esa es la palabra, miedo de que algún día olvide tu rostro, miedo de tener celos de todo aquel que lo mira.

No quiero pensar, no quiero sentir, no quiero escuchar a la luna cantándome nanas al oído que solo producen en mi llanto y tristeza. Solo quiero unas alas grandes y blancas que me ayuden a volar hacia tu ventana, y desde ahí con mi compañera la luna, ser las guardianas de tus sueños...

Y después desvanecerme, colarme por la rendija de tu ventana y acariciarte el pelo, dejar escapar su aroma y alegrar a las estrellas que impacientes esperan ese momento.

Sentada en un rincón, mirándote, estas cerca pero te veo lejos. Sonríes, me gustaría saber que sueñas, pero eso solo la luna lo sabe y por mucho que le pregunto que sueñas, se niega a decirme la respuesta. Te estremeces, el frío se extiende por tu cuerpo haciendo temblar suavemente. Tengo miedo, miedo a que el sol aparezca, miedo a perder mis alas con la luz del día. Me quedaría toda la vida mirándote en silencio en silencio, mirándote aunque solo fuera de lejos, así, dormida, bendita dulzura la tuya, bendita dulzura que me alimenta y sin la cual sería un cuerpo muerto, un cuerpo sin alma.


Noto acelerarse el corazón, noto como se quiere salir del pecho. Las lágrimas empiezan a nacer en mis ojos. En silencio me levanto,me acerco a ti despacio, derramando lágrimas saladas. Un beso y un adios silencioso. Las grandes plumas blancas de mis alas caen al suelo de pena, y ya noto los calientes rayos del sol en mi nuca.Maldita luna traicionera, abandonó su puesto de vigilancia y dejo salir al sol. Malditas estrellas, que celosas de mis ojos, abandonaron el manto de la noche que me cubría.

Ya me desvanecía, ya volaba débil hasta la ventana de mi cuarto con las alas rotas y el alma hecha pedazos. Con la respiración cansada caí al suelo. Ya no sentía nada, no sentía mi corazón, no tenía corazón. Perdí tu dulzura y me perdí a mi misma, Y en tu ventana el sol te miraba recogiendo un corazón roto, que en una esquina te esperaba.